teshimaryokan.info Technology LA PARABOLA DE PABLO ESCOBAR PDF

La parabola de pablo escobar pdf

Wednesday, May 8, 2019 admin Comments(0)

Editorial Reviews. About the Author. Alonso Salazar Jaramillo (Pensilvania, Caldas, Colombia, 13 de marzo de ) es un político, periodista y escritor. if you are searching for the book pablo escobar, el patrón del mal (la ebook alonso salazar la parabola de pablo pdf history. from may escobar el patrn del mal la parabola de pablo pablo escobar the drug spanish edition pdf full ebook mobi download parabola de pablo la.


Author: MERCY VALLOT
Language: English, Spanish, Dutch
Country: Nigeria
Genre: Environment
Pages: 578
Published (Last): 19.06.2016
ISBN: 277-8-18825-162-1
ePub File Size: 19.52 MB
PDF File Size: 17.85 MB
Distribution: Free* [*Regsitration Required]
Downloads: 36336
Uploaded by: MICHELINE

De Pablo Escobar, el famoso narcotraficante colombiano, hemos oído hablar miles de veces por su infinita capacidad para ejercer el mal, que llevó a org. Pablo Escobar El Patron Del Mal La Parabola De Pablo Spanish Edition. Pablo Escobar El Try to find ppt, txt, pdf, word, rar, zip, as well as kindle? Why not?. Personal Life Of The Notorious Colombian Druglord Pablo Escobar And De Pablo Alonso Salazar J La Parabola De Pablo Completo Pdf Por.

Ya era un ciudadano respetable y un representante del pueblo. Product details File Size: El camello sin clase que haca tratos de poca monta se haba hecho un lugar en el negocio brutal y eficientemente. Pareciera que durante aquel perodo, la polica y l tuvieron varios roces, y aunque sus fichas hayan desaparecido se sabe que pas varios meses en la crcel de Medelln antes de cumplir los veinte aos, lo que sin duda le brind la oportunidad de crear vnculos con un tipo de criminales mucho ms violentos, que aos despus le seran de gran utilidad. Fue un duro golpe, alguien lo haba matado sin ms! El centro y el norte los surcaban avenidas anchas y ajardinadas. Los soldados permanecieron indiferentes.

En extensas regiones del sur y del oeste, y hasta en las aldeas montaosas de las afueras de las ciudades principales, viven comunidades que slo apenas conocen el concepto de nacin, gobierno o ley.

La nica influencia civilizada que jams alcanz todo el pas fue la Iglesia catlica, y se llev a cabo solamente porque los astutos jesuitas cruzaron sus misterios romanos con los antiguos ritos y creencias. Su objetivo no era hacer florecer una nueva religin de aquel cristianismo de races paganas hasta conseguir crear una nueva versin de la nica y verdadera fe de tintes locales.

No obstante, en la obstinada Colombia fue el catolicismo el que debi transmutarse, hasta convertirse en una religin distinta, una fe habitada de fundamentos ancestrales, fatalidad, supersticin, magia, misterio y, cmo no, tambin violencia. La violencia acecha a los colombianos como una plaga bblica. Las dos facciones polticas de mayor influencia, los liberales y los conservadores, libraron ocho guerras civiles nicamente en el siglo XIX a causa de los papeles de la Iglesia y el Estado.

Ambos partidos eran abrumadoramente catlicos, pero los liberales exigan que la Iglesia se mantuviera alejada de la vida pblica. El mayor de estos conflictos, que comenz en y fue conocido como la guerra de los Mil Das, acab con ms de cien mil vidas y arruin totalmente todo gobierno nacional y economa que hasta entonces se hubiera establecido.

Atenazado entre aquellas dos fuerzas violentas, el campesinado colombiano aprendi a temer y a desconfiar de ambas, y prefirieron convertir en hroes a los forajidos que erraban por aquellos pramos selvticos, como violentos emprendedores, que retaban a quienquiera que se les enfrentara.

Durante la guerra de los Mil Das, el ms famoso de ellos fue Jos del Carmen Tejeiro, quien astutamente se aprovechaba de las conocidas discordias entre los poderes beligerantes. Tejeiro no slo robaba a los acaudalados terratenientes; tambin sola castigarlos y humillarlos al forzarlos a firmar declaraciones del estilo de Fui azotado cincuenta veces por Jos del Carmen Tejeiro, como represalia por haber osado perseguirlo.

La fama de Tejeiro lo convirti en un dolo admirado allende las fronteras de Colombia. El dictador venezolano Juan Vicente Gmez, aadiendo lea al fuego de la discordia entre las dos naciones vecinas, obsequi a Tejeiro con una carabina de. Medio siglo despus, La Violencia haba dado origen a un colorido surtido de fueras de la ley, hombres que actuaban bajo alias tales como Tarzn, Desquite, Tirofijo, Sangrenegra o Chispas.

Estos criminales barran la regin robando, saqueando, violando y asesinando a diestra y siniestra, pero como no se aliaban con ninguna de las dos facciones polticas, el pueblo llano vea sus fechoras como si se tratasen de golpes asestados al poder. La Violencia escamp slo cuando el general Gustavo Rojas Pinilla tom el poder en y se estableci como dictador militar. Rojas Pinilla detent el poder durante cinco aos antes de ser desplazado por oficiales de orientacin ms democrtica.

Entonces se formul un plan que estableca que conservadores y liberales compartieran el Gobierno ocupando la presidencia alternativamente durante cuatro aos. Aqul era un procedimiento garantizado para que nunca se variara el statu quo imperante y para que no tuviese lugar una reforma de progreso social verdadero promovido desde el Gobierno, ya que todo paso dado en una direccin por un gobierno sera deshecho indefectiblemente por el siguiente. Entretanto, los renombrados bandidos continuaban perpetrando sus incursiones y robos en las montaas, y ocasionalmente se proponan aunque nunca con demasiado ahnco agruparse con algn otro bandolero.

Al fin y al cabo, no eran ni idealistas ni revolucionarios, sino delincuentes comunes. De cualquier modo, toda una generacin de colombianos crecieron oyendo sus dudosas hazaas. A pesar de s mismos, los bandidos personificaban la heroicidad para muchos de los pobres que vivan aterrorizados y oprimidos. La nacin entera observ, con una mezcla de alivio y de congoja, cmo el Ejrcito les fue dando caza uno por uno. Llegada la dcada de los sesenta, Colombia se haba amoldado a una paralizacin forzada.

Por un lado, las guerrillas marxistas instaladas en las montaas y en la selva herederas modernas del legado de los bandidos acosaban al Gobierno central; por el otro, el pas sufra el desgobierno de una reducida lite de familias bogotanas, ricas y cada vez ms poderosas, pero tan incapaces de llevar a buen puerto cualquier cambio significativo como carentes de todo inters por hacerlo. Y como consecuencia de esas circunstancias la violencia, ya de por s arraigada en la cultura, se increment, se agudiz y se volvi monstruosa.

El terror se convirti en una forma de arte, un estilo de guerra psicolgica con un trasfondo esttico casi religioso. En Colombia herir o. Las violaciones deban ser realizadas en pblico, en presencia de padres, madres, esposos, hermanas, hermanos e hijos. Y antes de matar a un hombre, se le deba forzar a suplicar, chillar y atragantarse de pavor Para llevar an ms all el asco y el terror, a las vctimas se las mutilaba despiadadamente y luego se las abandonaba a la vista de todos, como si se tratara de una macabra exposicin.

A los hombres se les amputaban los genitales y se los embutan en sus propias bocas; a las mujeres se les cortaban los pechos, y sus teros estirados acababan sirvindoles de sombreros; y los nios eran asesinados no por accidente, sino lentamente, con gusto.

Las cabezas separadas de sus cuerpos eran clavadas en picas orlando los costados de las carreteras. La firma de una banda en particular consista en abrirle de un tajo el cuello a su vctima y posteriormente sacarle por ese rasgn la lengua, confeccionndole al difunto una grotesca corbata.

Aquellos horrores rara vez tocaban de cerca a los educados urbanitas de las clases dominantes colombianas, pero las reverberaciones de ese mismo miedo se extendan y alcanzaban indefectiblemente a todos. Y lo que es ms, ningn nio crecido en Colombia a mitad del siglo XX era inmune a aquel horror. La sangre flua como lo hacan las aguas rojizas y embarradas que descendan de las montaas. La jocosa explicacin de los colombianos era que Dios haba hecho a su pas tan bello y le haba provisto de una naturaleza tan lujuriante que, para compensar a los dems pueblos del mundo tan injustamente relegados, El haba poblado aquel paraso con la raza de hombres ms crueles de toda la creacin.

Fue en el segundo ao de La Violencia cuando naci el mayor criminal de la historia, Pablo Emilio Escobar Gaviria, el 1 de diciembre de Pablo creci entre las colinas de su nativa Medelln, donde an resida aquel terror y aquella crueldad. All se nutri de las historias de Desquite, Sangrenegra y Tirofijo, todos ellos leyendas vivas por entonces.

Y cuando el pequeo Pablo haba crecido lo suficiente como para comprender lo que oa, muchos de ellos todava seguan vivos piro ya escapaban de las autoridades para salvar el pellejo. Lo que Pablo no saba era que llegara a ser mucho ms grande que todos ellos. Cualquiera puede ser un criminal, pero llegar a ser un forajido requiere admiradores. El forajido representa algo que va ms all de su propio destino. Sin importar cun innobles sean los verdaderos mviles de criminales al estilo de los bandidos de la sierra colombiana o de los que.

Hollywood inmortaliz: Al Capone, Bonnie y Clide, Jesse James , un gran nmero de gente comn y corriente los anim y sigui de cerca sus sangrientas andanzas con oscuro deleite. Sus actos delictivos, por ms egostas o absurdos que fueran, transmitan un mensaje social. Los actos de violencia y los crmenes que cometan eran ataques a un poder lejano y opresivo. El sigilo y la astucia que aquellos hombres demostraban al eludir al Ejrcito y a la polica eran fuente de festejos, ya que sas haban sido desde tiempos inmemoriales las nicas tcticas al alcance de los desposedos.

Pablo Escobar aadira su propia vida a tales mitos. Puesto que los criminales mencionados no pasaran de ser hroes estrictamente locales, sin ms metas que su propia mitificacin, el poder de Escobar llegara a ser internacional a la vez que autntico.

Tanto, que en su momento de esplendor se lo consideraba una seria amenaza al Estado colombiano. En , la revista Forbes lo incluira entre los siete hombres ms ricos del mundo y el alcance casi ilimitado de su venganza le convertira en el terrorista ms temido del mundo.

Su xito se debi fundamentalmente a la particular cultura e historia de su tierra, a la tierra propiamente dicha y al clima, ingredientes indispensables para las cosechas de coca y de marihuana.

Pero el otro ingrediente de la leyenda era el propio Pablo, porque a diferencia de los forajidos que le precedieron, l comprenda el poder de ser considerado una leyenda. El cre la suya y la nutri. Era un matn y un violento, pero tena conciencia social.

Era un capo despiadado y brutal, pero tambin un poltico dotado de un estilo personal y cautivador que, al menos para algunos, trascenda la bestialidad de sus actos. Era sagaz y arrogante y lo suficientemente rico como para sacar provecho de esa popularidad. En palabras del presidente colombiano Csar Gaviria, Escobar posea una especie de genio innato para las relaciones pblicas.

A su muerte, miles lo lloraron. La multitud caus disturbios cuando su fretro entr en Medelln. La gente apart a los portadores y abrieron a la fuerza el atad slo para poder tocar aquel rostro fro y duro Hasta el da de hoy, la gente de Medelln atiende con cario su tumba, que contina siendo uno de los puntos de atraccin tursticos de la ciudad. No hay duda de que Pablo Escobar significaba algo ms para aquella gente. Qu era exactamente lo que significaba es algo difcil de comprender sin conocer Colombia y los tiempos que le tocaron vivir.

Pablo, como muchos. Era un hombre complejo, contradictorio y, en definitiva, muy peligroso. Y lo era en gran medida por su genial habilidad para manipular la opinin pblica. Pero aquella misma necesidad de gustar a sus compatriotas era tambin su debilidad y lo que al final acabara con l. Un hombre menos ambicioso hoy quiz seguira vivo, rodeado de lujo, poderoso y llevando una buena vida en Medelln.

Pero a Pablo no le bastaba con ser rico y poderoso: Quera ser respetado, y querido.

De la pdf escobar parabola pablo

Cuando an era un nio pequeo, su madre, Hermilda, una influencia decisiva en su vida, hizo una promesa ante la estatua de su pueblo natal, Frontino, ubicado en el noroeste rural del departamento colombiano de Antioquia.

La estatua: Hermilda Gaviria era una maestra de escuela, ambiciosa y educada para la poca, una mujer inusualmente capaz. Haba contrado matrimonio con Abel de Jess Escobar, un ganadero independiente. Pablo era su segundo hijo; Hermilda ya le haba dado a Abel una hija. Con el tiempo tendran cuatro hijos ms, pero la maldicin de Hermilda era la impotencia ante el destino, ya que saba que su ambicin y el futuro de su familia siempre se le escaparan de las manos.

Sin embargo, esta actitud no se asemejaba a algo abstracto o espiritual, no era la nocin con que los hombres y mujeres religiosos aceptan la autoridad terminante de Dios, porque aqulla era la Colombia de los aos cincuenta, la que viva sumergida en el terror de La Violencia.

A diferencia de las ciudades, que gozaban de una relativa seguridad, en pueblos como Frontino o Rionegro, donde Hermilda y Abel vivan por aquel entonces, morir violenta y horriblemente era cosa muy frecuente. Los Escobar no eran revolucionarios, eran miembros incondicionales de la clase media. Tenan incluso inclinaciones pollinas, eran aliados de los terratenientes locales, lo cual los converta en objetivos de los ejrcitos liberales y de los insurrectos que pululaban las montaas.

Con el apremio de una madre joven a la deriva en un mar de miedo, Hermilda busc consuelo y proteccin para los suyos en la figura del Nio Jess de Atocha, y repeta que si Dios le perdonaba la vida a sus hijos, ella le construira una capilla.

Pero fue su hijo Pablo quien finalmente la construy. Pablo no creci en la pobreza, como llegaran a afirmar aos ms larde sus periodistas a sueldo. Rionegro no se haba convertido an en suburbio de Medelln.

Consista en un conjunto de haciendas ganaderas relativamente prsperas, situadas en la periferia. Cuando Pablo lleg al mundo, su padre. La casa no tenia electricidad, pero s agua corriente, lo que en la Colombia rural equivala al estatus de clase media alta.

Aquellas condiciones mejoraron mando los Escobar se trasladaron a Envigado, un pueblo de las afueras de Medelln, metrpolis pujante que creca rpidamente cubriendo las verdes laderas de las montaas que la circundaban. Hermilda no slo era la maestra, sino la fundadora de la escuela de enseanza primaria de Envigado. Habindose establecido all, Abel abandon su actividad ganadera y comenz a trabajar como vigilante.

Por otra parte, Hermilda tambin era una persona importante en la comunidad, alguien conocido tanto por hijos como por padres. As pues, ya en su juventud ni Pablo ni sus hermanos eran considerados nios comunes y corrientes.

Buy for others

A Pablo le iba bien en la escuela, tal y como sin duda esperaba su madre, y le encantaba jugar al ftbol. Pablo llevaba ropa buena y, segn atestiguaba su cuerpo fuerte y regordete, estaba bien alimentado. II Escobar adulto se convirti en un entusiasta de la comida rpida, el cine y las msicas populares de Estados Unidos, Mxico y Brasil.

Cuando Pablo alcanz la adolescencia, Colombia sufra todava el azote de La Violencia, pero la furia y el terror de las primeras y ms duras pocas ya haban pasado.

Matar a Pablo Escobar - Mark Bowden

Abel y Hermilda Escobar emergieron de aquella aprensin y construyeron para s y para sus siete hijos una vida cmoda y desahogada. As, del mismo modo que la prosperidad de los aos cincuenta en Estados Unidos dio origen a una generacin rebelde, Pablo y sus contemporneos tenan su propia manera de contestar a la autoridad del sistema.

Por entonces, un movimiento de visos hippies y nihilistas de alcance nacional, llamado nadasmo, se origin justamente all, en Envigado. En aquel mismo lugar, el fundador del movimiento, el intelectual Fernando Gonzlez, haba escrito su manifiesto El derecho a desobedecer. Proscritos por la Iglesia y apenas tolerados por las autoridades, los nadastas satirizaban a sus mayores por medio de canciones; se vestan y comportaban escandalosamente, adems de desdear el orden establecido a la manera de los aos sesenta, o sea, fumando marihuana.

La marihuana colombiana era, por supuesto, abundante y potentsima, virtudes que los millones de fumadores del mundo entero descubrieron de inmediato. La hierba de Colombia era al mundo de la marihuana lo que el patrn oro haba sido al capitalismo. Pablo se convirti en un fumador. Se despertaba a la una o a las dos de la tarde y encenda un porro apenas se levantaba; as permaneca bajo sus efectos durante el resto del da y de la noche.

Era un hombre regordete y bajo no pasaba del metro sesenta y cinco, de cara redonda y cabello grueso, rizado y negro, que sola dejarse largo, peinndolo de izquierda a derecha en una grea que le cubra la frente y le tapaba las orejas. Ms tarde se dejara crecer un bigote ralo. Escobar miraba el mundo a travs de un par de ojos castaos de prpados cados y adoptaba el aspecto desconcertado de todo fumador de marihuana crnico.

Evidentemente la rebelda se apoder de l poco tiempo despus de que alcanzara la pubertad. Pablo dej el Instituto Lucrecio Jaramillo varios meses antes de su dcimo sptimo cumpleaos, a tres aos de su graduacin. Su giro hacia la criminalidad parece haber sido motivado tanto por hasto como por ambicin.

Acompaado de su primo y compaero infatigable, Gustavo Gavina, le dio por frecuentar por las noches un bar en el peligroso barrio del distrito Jess de Nazareno. Le explic a su madre que no encajaba en la escuela o en un empleo normal y corriente: Quiero ser importante le dijo. Sin embargo nunca abandon del todo la idea de proseguir sus estudios, quiz consecuencia de la persistencia de Hermilda o acaso por sus propios planes, que siempre iban ms all.

Dos aos ms tarde, durante un breve periodo, l y Gustavo regresaron al instituto, pero los dos primos, ya mayores que sus compaeros de clase y acostumbrados a la libertad y a las turbulentas calles de Medelln, eran considerados los bravucones de la clase. Ninguno de los dos acab el curso escolar, aunque por lo visto Pablo intent varias veces, pero sin xito, completar los exmenes obligatorios para graduarse.

Hasta que, finalmente, lo compr sin ms. Aos ms tarde, llenara las estanteras de sus casas de volmenes de obras clsicas y a veces incluso mencionara su inters por obtener una educacin universitaria. Una vez incluso, a punto de ser encarcelado, coment que tena la intencin de estudiar derecho. Pero de lo que no haba duda era de que su falta de formacin acadmica continu alimentando su propia inseguridad y desilusionando a su madre.

Pese a todo, nadie que le conociera pona en duda su inteligencia innata. Se volvi un gnster. Ya exista una larga tradicin de negocios turbios. El oriundo de Medelln el paisa estereotpico era un pcaro nato, un personaje dueo de habilidades naturales para sacar ganancias de cualquier empresa. La regin era famosa por sus criminales, jefes de sindicatos del crimen organizado y profesionales de la tradicin paisa del contrabando, una tradicin que databa de siglos atrs; un oficio perfeccionado a travs del comercio ilegal de oro y esmeraldas, aunque entonces se especializara en el trfico de marihuana, y ms tarde en el de cocana.

Cuando Pablo abandon sus estudios en , el trfico de drogas ya era un negocio establecido y muy rentable; una actividad muy alejada de las aspiraciones de unos matoncillos de diecisiete aos. Pablo dio comienzo a su carrera delictiva en las calles de Medelln timando a transentes. Pero l era ambicioso. Cuando le dijo a su madre que quera ser importante, tena en mente muy probablemente dos tipos de xito distintos. De la misma manera que los contrabandistas dominaban la vida ilcita en las calles de Medelln, las actividades mercantiles lcitas eran dominio poltico y social de un reducido nmero de ricos industriales textiles, mineros y poderosos terratenientes.

Eran los seores, individuos cultos y refinados cuyo dinero sustentaba iglesias, organizaciones de caridad y los exclusivos country clubs[1].

Catlicos, tradicionales y elitistas, eran ellos quienes ocupaban los puestos polticos de poder y que en definitiva representaban a Medelln en Bogot, en el Gobierno nacional. Las ambiciones de Pablo abarcaban ambos mundos, el lcito y el otro, y es sa la contradiccin principal de su trayectoria.

Segn la leyenda, Pablo Escobar y su pandilla comenzaron sus actividades criminales en los cementerios, robando lpidas que volvan a pulir con un chorro de arena, para luego venderlas como nuevas. Es cierto que Pablo tena un to que se dedicaba a vender lpidas y que Pablo trabaj para l cuando era un adolescente, as que en los aos venideros sola causarle gracia escuchar la ancdota de las lpidas.

Sin embargo siempre negaba que fuera cierta; pero cuntas otras cosas neg? Hermilda desestim la historia de las lpidas robadas.

Y, pensndolo bien, es una historia bastante improbable. Por un lado, re-ciclar lpidas resulta una actividad demasiado honesta, y hay pocos indicios que sugieran que Pablo tuviera inclinaciones de ese tipo.

Adems, Pablo era un tipo supersticioso, adepto a esa peculiar y pagana rama del catolicismo comn en la Antioquia rural, la que rinde tributos a dolos tales como el Nio Jess de Atocha, a quien rezaba Hermilda y que est en ntima comunin con los espritus. Lo que s suena ms creble son las versiones que luego s admitira, los relatos de timos callejeros de poca monta, la venta de cigarrillos de contrabando o de billetes de lotera falsos y las estafas en las que, con una mezcla de engao y encanto personal, desplumaba a los que acababan de salir del banco local.

Pablo no iba a ser el primer fullero que en las calles descubrira que quitarle el dinero a otros es ms fcil y ms emocionante que ganarlo. Era un joven excepcionalmente temerario, quiz por su hbito de fumar marihuana. En algn momento de su juventud descubri su capacidad para permanecer en calma, pausado y hasta alegre cuando los dems se asustaban o los nervios los traicionaban.

Pablo utilizaba esa habilidad para impresionar a sus amigos o para asustarlos; ya de mayor presumira de sus atracos a bancos a punta de rifle automtico, charloteando animadamente con los empleados mientras stos vaciaban sus cajas registradoras.

Fueron aquella osada y aquel aplomo las virtudes que hicieron que Pablo destacara entre sus colegas en el crimen, y las que lo llevaran a ser el lder de todos ellos. No mucho despus, sus crmenes se tornaran ms sofisticados y acrecentaran el riesgo. Sus antecedentes policiales demuestran que Pablo ya era un ladrn de coches consumado antes de los veinte. La venta de esas piezas representaba un gran negocio que, adems, no dejaba huella alguna para la polica.

Una vez hubo reunido capital suficiente, Pablo comenz a sobornar a funcionarios pblicos para que emitieran nueva documentacin para los automviles robados, eliminando as la tarea de tener que destazarlos. Pareciera que durante aquel perodo, la polica y l tuvieron varios roces, y aunque sus fichas hayan desaparecido se sabe que pas varios meses en la crcel de Medelln antes de cumplir los veinte aos, lo que sin duda le brind la oportunidad de crear vnculos con un tipo de criminales mucho ms violentos, que aos despus le seran de gran utilidad.

Queda claro que aquellas temporadas en prisin no le disuadieron de proseguir su carrera criminal. Todas las versiones coinciden, no obstante, en que Pablo se lo estaba. Con su amplio inventario de motores y piezas robadas, l y Gustavo construan coches de carrera y competan en ra-llies regionales y nacionales. Su negocio evolucion y con el paso de los aos el hurto de automviles se lleg a practicar con tal impunidad en Medelln que el mismo Pablo se hizo cargo de que haba creado un mercado an ms lucrativo: La gente comenz a pagarle para evitar que sus coches fueran sustrados, por lo que Pablo comenz a sacar provecho de sus robos y hasta de los coches que no haba trincado.

Siempre generoso con sus amigos, los obsequiaba con unidades robadas directamente de fbrica. Para evitar problemas, Pablo haca preparar, por un lado, escrituras de venta, luego instrua a otros compinches para que publicaran anuncios en los peridicos en los que se publicitaba la venta de los automviles. Lgicamente, los flamantes vehculos robados seran comprados legalmente por el amigo agraciado, con sus correspondientes papeles falsificados.

As se produca un laberinto de documentacin tal, que creaba la ilusin de que la adquisicin del automvil haba sido legtima. Fue durante aquel perodo de jefe pandillero en ascenso, cuando Pablo se forj una reputacin por utilizar violencia letal. Como un sencillo mtodo de recoleccin de deudas: Hubo casos en los que la vctima mora aunque el rescate ya hubiese sido pagado, pero se haca para enviar un mensaje.

Eran homicidios, s, pero homicidios que podan llegar a comprenderse. Un hombre como Escobar tena que cuidar sus intereses, y l viva en un mundo donde la acumulacin de dinero requera la capacidad de defenderlo. Incluso para un hombre de negocios decente, en Medelln haba poco que la ley, que no siempre era tan honesta, pudiera hacer para protegerlo.

Also read: PABLO STOLZE PDF

Si uno era vctima de una estafa caban dos posibilidades: De tener xito, uno tena que vrselas con policas y funcionarios corruptos, ansiosos de beneficiarse con una tajada de esos negocios. Ese modo de actuacin era especialmente habitual en el tipo de actividad ilcita en la que Escobar estaba involucrado. Al tiempo que se incrementaba la riqueza y el contrabando se haca ms lucrativo, creca la necesidad de imponer disciplina, castigar a los enemigos, cobrar deudas y sobornar a funcionarios.

El secuestro e incluso el asesinato no solamente ajustaba las cuentas, sino que dejaba claro quin estaba al mando. Pablo se volvi un experto en adjudicarse crmenes con los que no se le poda relacionar directamente. Para empezar, se aseguraba de que aquellos que eran reclutados para cometerlos no supieran quin los haba contratado. Con el paso del tiempo, Pablo se acostumbr a encargar asesinatos; aquello alimentaba su megalomana y engendraba miedo, un sentimiento que no difera demasiado del respeto que pareca ambicionar cada vez ms y ms.

Muy pronto los secuestros de deudores se convirtieron en algo cotidiano. El ms famoso de ellos adjudicado al joven Pablo Escobar fue el del industrial de Envigado Diego Echavarra, ocurrido en el verano de Echavarra, hombre orgulloso y dueo de una empresa, era conservador y, aunque respetado en la alta sociedad, era despreciado por muchos de los trabajadores pobres d Medelln, que estaban siendo despedidos de las industrias textiles locales.

En aquellos aos, los ricos terratenientes antioqueos ampliaban sus propiedades por el sencillo sistema de expulsar aldeas enteras del valle del ro Magdalena sin otra alternativa que refugiarse en los tugurios de la impetuosa ciudad.

Crossing Boundaries: From Collective to Prosthetic Memory of Pablo Escobar

El odiado empresario fue hallado en un agujero no lejos de donde Pablo haba nacido. Haba desaparecido seis semanas antes y haba sido golpeado y estrangulado, a pesar de que su familia haba cumplido con los cincuenta mil dlares de rescate. El asesinato de Diego Echavarra funcion a dos niveles: No haba ninguna manera de probar que el instigador del crimen hubiera sido Pablo Escobar, y oficialmente nunca fue inculpado, pero fueron tantos quienes se lo adjudicaron que en los llamados barrios de invasin la gente comenz a referirse a Pablo con el sobrenombre de doctor Echavarra, o el Doctor a secas.

El asesinato tena todos los sellos distintivos del joven capo emergente: De un solo golpe, el secuestro de Echavarra elev a Pablo al estatus de leyenda en la regin. Tambin hizo pblica su falta de misericordia y su ambicin, lo cual tampoco vena mal.

Pdf pablo parabola escobar la de

Pero pronto llegara a ser un hroe an ms renombrado para muchos de los habitantes de los tugurios gracias a actos de caridad muy hbilmente publicitados. Pablo, sin duda, se identificaba con el pueblo, pero sus aspiraciones eran estrictamente de clase media. Cuando le dijo a su madre que quera ser importante no estaba pensando en una revolucin o en reformar su patria; lo que tena en mente era vivir en una mansin tan espectacular como la falsa mansin medieval.

Su odio ms profundo sala a la luz y se diriga a quienes se interpusieran entre l y ese sueo. Las Mitas ilcitas de suministros que la marihuana haba abierto desde Colombia a las ciudades y los barrios residenciales de Estados Unidos se convirtieron en autopistas en el momento en que la cocana se volvi la droga ele moda y la preferida entre los jvenes e inquietos profesionales.

A finales de la dcada, controlaran entre todos el suministro de ms de la mitad de la cocana enviada a Estados Unidos, embolsndose, as, unas retribuciones que no ascendan a millones, sino a miles de millones de dlares[3].

Sus empresas se convirtieron en las ms importantes de Colombia y financiaron a alcaldes, concejales, congresistas y presidentes.

A mediados de los aos ochenta, Escobar mantena diecinueve residencias propias nicamente en Medelln, y todas ellas provistas de su helipuerto. Eran suyas asimismo flotas de barcos, aviones, propiedades distribuidas por todo el mundo, franjas de tierra antioquea, edificios de apartamentos, urbanizaciones de chals y bancos.

El dinero llegaba en cantidades tan exorbitantes que decidir cmo invertirlo en su totalidad era una tarea que ya no podan manejar, as que muchos de esos millones fueron simplemente enterrados. El influjo de capital extranjero desencaden una racha de vacas gordas en Medelln.

Algunas de las consecuencias fueron el boom de la construccin, el nacimiento de una mirada de nuevos negocios y la cada vertiginosa del ndice del desempleo. Con el tiempo, la explosin econmica originada por el dinero de la cocana hara tambalear la economa del pas y pondra patas arriba el imperio de la ley.

Pablo se encontraba perfectamente situado para aprovecharse de aquella nueva ola. Haba pasado diez aos perfeccionando su sindicato del crimen y aprendiendo la manera de sobornar al funcionariado. El boom de la cocana inicialmente atrajo a diletantes para los que esta droga era una especie de coqueteo glamuroso con el crimen; pero el crimen era, desde haca tiempo, el medio en el que Pablo un Pablo violento, carente de.

No era un emprendedor, ni tan siquiera un hombre de negocios con talento: Al enterarse de que en sus dominios se haba establecido un prspero laboratorio en el que se procesaba cocana, se abri paso a empujones; y si alguien abra una va de suministros hacia el norte, Pablo exiga la mayora de los beneficios, ,1 cambio de proteccin. Quin osara negarse? Un joven piloto de Medelln conocido por su alias, Rubn, cuyas habilidades lo condujeron directamente al boyante negocio de la cocana, conoci a Pablo por primera vez en Rubin perteneca a una buena familia adinerada que lo haba enviado a estudiar a Estados Unidos.

Haba obtenido su licencia de piloto en Miami, y hablaba un ingls fluido. Cuando algunos de sus amigos, los hermanos Ochoa Alonzo, Jorge y Fabio comenzaron a enviar cocana al norte, Rubn form filas con ellos. Poco tiempo despus, ya compraba y venda pequeas avionetas en Miami y reclutaba pilotos para realizar los vuelos rasantes con los que se evitaba los radares. Contrariamente a Pablo v. Casi de inmediato, tambin se convirtieron en hombres ricos.

No fue un genio para los negocios ni en los contactos con los bajos fondos del crimen antioqueo, pero su elegancia lo capacitaba para comerciar y transportar.

Aquellas ovejas negras se sentan en su elemento dentro de los crculos sociales privilegiados que los compradores norteamericanos frecuentaban. Rubin pareca haber sido hecho a medula para esa tarea, era bien parecido, desconoca el miedo y, como si eso fuera poco, era elegante.

Su jefe por aquel entonces era un empresario de Medelln de nombre Fabio Restrepo, uno de los primeros capos paisas. En , Restrepo ya reuna cargamentos de cuarenta a sesenta kilos una o dos veces al ao, y el precio de un kilo en Miami superaba los cuarenta mil dlares. Cuando hay tanto dinero ilegal de por medio, siempre aparecen los tiburones. Originalmente, Pablo se puso en contacto con Jorge Ochoa para venderle a Restrepo una cantidad de mercanca pura.

Rubin acompao a Jorge a un pequeo apartamento en Medelln, donde fueron recibidos por un hombre regordete, bajo y de cabello rizado en un mechn sobre la frente,. Llevaba un polo azul que le quedaba grande, vaqueros vueltos y zapatillas de deporte blancas; por otra parte, el apartamento de aquel tipo era una pocilga en el que haba basura y ropa sucia desparramada por todos lados.

Para aquellos dos acomodados dandis, Pablo no era ms que un gorila local, y los catorce kilos que el tipo tena guardados en el cajn de una cmoda, un asunto de poca monta.

Rubin y Jorge Ochoa le compraron los catorce kilos y siguieron su camino pensando que el trato no haba sido nada del otro mundo, hasta que Restrepo, el jefe que Rubin representaba, aparece asesinado dos meses despus. Fue un duro golpe, alguien lo haba matado sin ms! Y como por arte de magia apareci un nuevo jefe que se hizo cargo del negocio de la cocana en Medelln.

Tanto Rubin como los hermanos Ochoa se sorprendieron de que tras la muerte de Restrepo estuvieran trabajando para Pablo Escobar. No haba manera de probar que hubiera ordenado la muerte de Restrepo, pero a Pablo tampoco pareca molestarle que otros llegasen a esa conclusin.

Los playboys traficantes haban subestimado al matn callejero. El camello sin clase que haca tratos de poca monta se haba hecho un lugar en el negocio brutal y eficientemente. No existe ni un solo aspecto de! Era un gnster, puro y duro. Todos, desde el principio, le teman. Incluso despus, cuando ya se consideraban amigos suyos, seguan temindole.

En marzo de , Pablo contrajo matrimonio con Mara Victoria Henao Vellejo, una curvilnea quinceaera de cabellos oscuros. La muchacha era tan joven que Pablo debi procurarse una dispensa especial del obispo venia que poda obtenerse por una mdica suma. A la edad de veintisis aos, Pablo iba de camino a hacer realidad sus sueos: Pero su meterico ascenso tambin le granje enemigos poderosos. Uno de ellos dio un soplo al DAS, el Departamento Administrativo de Seguridad, y a los dos meses de la boda arrestaron a Pablo, a su primo Gustavo y a otros tres hombres, cuando regresaban de entregar un cargamento de cocana en Ecuador.

Pablo ya haba sido arrestado con anterioridad y haba cumplido condena en la crcel de Itag en su adolescencia; y luego, ms tarde, en , al ser descubierto en un automvil Renault robado.

En ambas ocasiones haba sido declarado culpable y condenado a varios meses de. Pero esto era mucho ms serio. Los agentes del DAS encontraron treinta y nueve kilos de cocana escondidos en la rueda de repuesto del camin en el que viajaban los traficantes, una cantidad lo suficientemente grande como para enviarlos a todos a prisin durante muchos aos.

Pablo intent sobornar al juez, que rechaz el dinero de plano. El paso siguiente sera investigar el pasado del juez, y el resultado fue que ste tena un hermano abogado. Ambos hermanos no se llevaban bien, y el abogado acept representar a Pablo Escobar, sabiendo fehacientemente que su hermano el juez rechazara el caso apenas fuera informado.

Y eso fue exactamente lo que sucedi. El nuevo juez encargado del caso result ms proclive al soborno y Pablo, su primo y sus secuaces, acabaron en la calle. La maniobra haba sido tan atrevida que unos meses despus, un juez de apelaciones reinstaur las acusaciones y orden que Pablo y los dems volvieran a ser arrestados.

Pero nuevos recursos demoraron el curso del proceso y en marzo del ao siguiente, mientras Pablo continuaba prfugo, los dos agentes del DAS que haban llevado a cabo el arresto Luis Vasco y Gilberto Hernndez fueron asesinados. Pablo estaba creando un estilo para lidiar con las autoridades; un estilo que se transformara en su sello caracterstico, y que pronto se dio en llamar plata o plomo: Ninguno de los playboys de Medelln tena queja alguna sobre los mtodos de Pablo, porque estaban demasiado ocupados hacindose ricos.

Pablo absorbi a los noveles traficantes-emprendedores, a los cuatroojos de los laboratorios y a los distribuidores, como los hermanos Ochoa. El los respaldaba, supervisaba las rutas de entrega y exiga un impuesto por cada kilo despachado. Era un estilo basado en la fuerza bruta, a la usanza de los viejos sindicatos del crimen, pero cuyo resultado sera el cimiento de una industria de la cocana tan unificada y eficiente como nunca antes se haba visto.

Si una partida importante era interceptada por las autoridades o se perda, Pablo reembolsaba a sus proveedores nicamente lo que el producto haba costado en Colombia. Si uno o dos de los envos lograba llegar a Miami, a Nueva York. Y lo cierto era que los esfuerzos de las autoridades por controlar el trfico slo lograban interceptar uno de cada diez envos, con lo que las prdidas se vean superadas, con mucho, por los beneficios.

Y qu beneficios. El apetito de los norteamericanos por el polvo blanco pareca inagotable. El dinero que comenz a entrar era tanto que nadie en Medelln se hubiera atrevido a soarlo siquiera; dinero en cantidades tales que poda sacar adelante no slo a individuos, sino a ciudades Entre y los depsitos en los bancos colombianos se incrementaron ms del doble. Llegaban tal cantidad de dlares norteamericanos ilegtimos que la lite dirigente comenz a concebir maneras de participar en la bonanza sin infringir la ley.

El Gobierno del presidente Alfonso Lpez Michelsen permiti una prctica que el banco central denomin abrir la ventana lateral: El Gobierno asimismo haba favorecido la creacin de fondos especulativos que ofrecan al inversor intereses exorbitantemente altos.

Aquellas transacciones se consideraban inversiones ostensiblemente legtimas en mercados altamente especulativos, pero casi todo el mundo saba que su dinero se estaba invirtiendo en cargamentos de cocana. El Gobierno jug sus cartas mirando hacia otro lado, y muy rpidamente cualquiera en Bogot que tuviera dinero para invertir poda sacar tajada de la prosperidad fruto de la cocana. Toda la nacin estaba dispuesta a unirse a la fiesta de Pablo Escobar.

Con sus millones, Pablo poda permitirse pagar la proteccin de sus cargamentos a lo largo de todo el proceso: Comenz a viajar a Per, a Bolivia y a Panam. Lo compraba todo con el fin de tener el control de la industria desde los cimientos hasta el tejado. Pero no era el nico. Los hermanos Rodrguez Orejuela Jorge, Gilberto y Miguel estaban al mismo tiempo atando cabos para formar el crtel de Cali. Los sobornos de Escobar fueron de miles a millones de pesos cientos de miles de dlares , y pocos representantes de la ley sentan la inclinacin- de resistirse a aquel impulso imparable, especialmente si se tena en cuenta la alternativa.

Pablo incluso se mostraba dispuesto a hacerle el juego a las autoridades, dejando que algunos. Por qu no? Pablo se lo poda permitir. Nadie saba a ciencia cierta cunta cocana flua hacia el norte. En , las autoridades norteamericanas calculaban que los crteles hacan entrar en total entre quinientos y seiscientos kilos al ao, cuando la polica de Cali tropez con seiscientos kilos en un solo avin.

Esta incautacin desat una guerra de fin de semana en Medelln, donde varias facciones se acusaban entre s de haberla jodido o de haberse vendido. Murieron cuarenta personas, pero cargamentos de tal magnitud se haban tornado algo corriente y la gran mayora llegaba a su destino. La marea de corrupcin y el caudal de dinero del narcotrfico sencillamente arrastr como una riada a las relativamente endebles instituciones de la ley y el orden. Y sucedi tan rpidamente que el Gobierno de Bogot apenas se enter de lo que estaba ocurriendo.

Despus de haber salido airoso de su primer arresto en , Pablo comprendi que poco tena que temer de la ley en Medelln. Se haba erigido el rey en la sombra de su ciudad. Durante aquel perodo, Rubin viva en Miami, as que durante algunos aos no haba visto a Pablo o a sus amigos, los hermanos Ochoa. Cuando regres a Colombia en , el circo marchaba a todo vapor, como expres Rubin con sus propias palabras. Todos los capos narcos tenan mansiones, limusinas, coches de carreras, helicpteros y aviones privados, ropas finas y obras de arte rimbombantes algunos, como Pablo, contrataron a decoradores para que los asesoraran en la compra de pintura y escultura, de un gusto que se inclinaba hacia lo chabacano y lo surrealista.

Estaban rodeados de guardaespaldas, aduladores y mujeres, mujeres y ms mujeres. Se estaban dando la gran vida, y aunque nadie en Colombia haba visto algo parecido, aquel lujo desmedido todava iba a alcanzar cimas mucho ms altas porque los gnsteres abriran discotecas esplndidas y restaurantes refinados e importaran una nueva vida nocturna a Medelln.

Pablo era famoso por sus gustos adolescentes. Oponentes y compaeros siempre se esforzaban para que don Pablo pudiera lucirse. Poco tiempo despus, l y otros capos compraran los mejores equipos de ftbol del pas.

Para entretener a sus amigos ms ntimos, Pablo sola contratar reinas de la belleza en noches de juegos erticos.

Las mujeres deban desvestirse y correr desnudas en competicin hasta un coche deportivo caro, que la ganadora habitualmente se quedaba.

La otra posibilidad era que sometiesen a las muchachas a las humillaciones ms estrambticas: En , hizo construir una fastuosa casa de campo en un rancho de tres mil hectreas cerca de Puerto Triunfo en las mrgenes del ro Magdalena, a unos ciento veinte kilmetros de Medelln. La bautiz con el nombre de Hacienda Npoles. Solamente los terrenos le costaron sesenta y tres millones de dlares, y an no haba comenzado a gastar en serio.

Construy un aeropuerto, un helipuerto y una red de carreteras; import cientos de animales exticos elefantes, bfalos, leones, rinocerontes, gacelas, cebras, hipoptamos, camellos y avestruces ; hizo seis piscinas y cre varios lagos. La mansin estaba equipada con todo juguete y extravagancia. Podan pasar la noche all ms de cien huspedes, y no slo eso, sino que adems se les alimentaba, se les provea de juegos, msica y fiestas.

Haba mesas de billar, flippers, y una rockola Wurlitzer, en la que nicamente sonaba el cantante preferido de Pablo, el brasileo Roberto Carlos. Expuesto frente a la casa, descansaba un sedn de los aos treinta acribillado a balazos que, segn Pablo, haba pertenecido a los ladrones de bancos Bonnie y Clyde. A sus invitados sola llevarlos a hacer delirantes excursiones por la hacienda o a hacer carreras en uno de sus lagos de encargo montando en jet-skis.

La Hacienda Npoles era una mezcla esperpntica de erotismo, exotismo y extravagancia y Pablo era su maestro de ceremonias. Disfrutaba de la velocidad, del sexo y de presumir, pero sobre todo, de un pblico que lo admirara. A medida que su fortuna creca y su fama se extenda por todo el pas, Pablo comenz a cuidar su imagen pblica, negando concienzudamente toda conexin con sus actividades ilegales.

Y pese a que su reputacin aterrorizaba incluso a criminales consumados, se esforzaba por hacer de s mismo una figura entraable. En pblico, sus modales eran formales hasta el acartonamiento, como si quisiera estar a la altura de alguien que no era. Haciendo uso de la retrica izquierdista cuando le vena bien, Pablo explotaba el resentimiento de las masas para con el Gobierno y los poderes fcticos de Bogot, y daba rienda suelta al odio histrico que el pueblo senta por Estados Unidos.

Las guerrillas marxistas, como las FARC Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia , el ELN Ejrcito de Liberacin Nacional y un nuevo movimiento urbano que se llamaba a s mismo M Movimiento 19 de abril disfrutaban de un amplio apoyo de la juventud estudiantil, y por si eso fuera poco, jesuitas rebeldes pregonaban la teologa de la liberacin Tras aos de explotacin y de violencia poltica que inclua la intimidacin de las temidas autodefensas escuadrones paramilitares pagados por los terratenientes con el fin de someter al campesinado por el terror, el pobre ciudadano medio de Medelln despreciaba al Gobierno colombiano.

Bogot estaba en manos de la lite potentada: Su cuado, Mario Henao, era un intelectual de izquierdas que clamaba contra la influencia imperial y capitalista de Estados Unidos.

Mario le suministr a Pablo los argumentos patriticos necesarios para justificar su negocio de trfico y le propuso una va hacia la honradez: Por ese razonamiento, Pablo no slo se enriqueca sino que estaba asestndole un golpe al stablish-ment mundial utilizando su propio dinero para construir una Colombia a tono con los tiempos: En el mbito internacional, lo que pareca estar haciendo era robar a los ricos para dar a los pobres.

Rara vez Pablo consuma cocana, y como bebedor, era moderado. Su droga preferida continuaba siendo la marihuana. Aislado en compaa de sus guardaespaldas, sus adoradores y secuaces, haba comenzado a verse a s mismo de otra manera. Ya no tena suficiente con haberse adueado de las calles de Medelln o con dominar el trfico internacional de cocana. En algn momento de su ascensin Pablo haba comenzado a verse como un prohombre.

Sus palabras e ideas cobraron de pronto una importancia histrica, y su ambicin creci hasta ocupar un lugar an mayor.

Pablo se iba considerando poco a poco la encarnacin del alma colombiana, el enviado que conducira al pas hacia el futuro; como si los deseos de la mayora fueran los suyos propios, y los enemigos del pueblo, sus propios enemigos.

Le fascinaba la historia de Pancho Villa, el revolucionario mexicano que haba retado directamente a Estados Unidos en al dirigir incursiones en Texas y Nuevo Mxico. Tropas norteamericanas lideradas por el general John J. Pershing lo haban perseguido hasta Mxico, e infructuosamente lo buscaron durante once meses. Aquella campaa haba encumbrado a Villa en el corazn popular luego morira a manos de enemigos polticos en Pablo abrazaba la leyenda paisa de que Villa en realidad haba sido colombiano.

As que comenz a coleccionar objetos mexicanos de la poca y le daba sumo placer disfrazarse de Villa y posar para las fotografas. Al final, acabara por emular en ms de un aspecto la vida del mexicano al convertirse en el objetivo de una cacera humana asistida por el Ejrcito norteamericano; un ejrcito que pondra la histrica persecucin de Pershing a la altura de una excursin de nios exploradores.

Pablo se torn uno de los empresarios ms generosos de Medelln: Quizs influenciado por Mario Henao, comenz a gastar millones en mejorar la infraestructura de la ciudad, se preocup por los pobres hacinados en los crecientes barrios de invasin mucho ms de lo que el Gobierno jams haba hecho.

Don dinero y presion a sus asociados para que reunieran millones con los que pavimentar carreteras y erigir nuevos tendidos elctricos, adems de crear campos de ftbol por toda la regin. Levant pistas de patinaje, reparti dinero en sus apariciones pblicas y luego comenz un proyecto de urbanizacin para indigentes llamado Barrio Pablo Escobar: La conservadora Iglesia catlica de Medelln apoy los programas sociales de Pablo, y algunos de sus prrocos se mantuvieron fieles a su benefactor hasta el fin.

Pablo haca apariciones en inauguraciones y homenajes y, aunque se mostraba renuente a los aplausos o a los agradecimientos, siempre permita que lo condujesen al centro de la escena. Sola participar en partidos de ftbol locales, demostrando que, a pesar de su talle cada vez ms voluminoso, an se poda mover con sorprendente dinamismo. Al final de la dcada, el paladn del pueblo no slo era el hombre ms rico y ms poderoso.

En una entrevista para una publicacin de automviles en , Pablo Escobar demostr sentirse generoso, en ms de un aspecto, con sus congneres: Soy un amigo de fiar y hago todo lo posible para que la gente me aprecie dijo. Los amigos son lo ms valioso que hay en la vida, de eso no tengo dudas. Naturalmente, la amistad tambin tiene sus desventajas.

Lamentablemente aadi con un tono inquietante en el transcurso de la vida uno tambin se cruza con gente que es desleal. En privado, hablaba en susurros y se enorgulleca de su incombustible buen humor. Cuando estaba colgado, gustaba de contar ancdotas v de rerse de sus propias proezas y de las torpezas de sus enemigos, pero en la mayora de los casos se contentaba con repantigarse y escuchar.

En su aspecto personal era dejado, vago y se permita todos los exceso sos. Coma demasiado, se daba atracones de Coca-Cola, pizzas precocinadas y toda clase de comidas rpidas, y tampoco reparaba en gastos para reclutar a jovencitas cuanto ms jvenes mejor y as satisfacer su apetito sexual.

Como otros antes que l, millonarios de poder casi ilimitado en plena juventud, Pablo fue vctima cada vez ms de sus propios delirios de grandeza. En los hechos, ya estaba por encima de la ley. En Medelln haba dado origen a un sistema de justicia de doble rasero. Las muertes ocurridas como parte habitual de sus negocios el ndice de homicidios se duplic durante aquel perodo eran ignoradas por la polica, se las consideraba parte del narcotrfico, algo del todo desligado de la sociedad civil.

Personalmente, Pablo entenda que los asesinatos cometidos por sus hombres eran hechos intrascendentes para la sociedad en su conjunto; asuntos de negocios, nada ms, una necesidad nefasta en un Estado carente de un sistema legal firme. En Colombia, uno se poda pasar la vida esperando los fallos de la justicia estatal.

Una de las prerrogativas de los ricos y poderosos en la Colombia rural siempre haba sido la de administrar su propia justicia. Y este representaba el fundamento de la larga y sangrienta tradicin de las autodefensas o ejrcitos privados. Una vez que Pablo hubo hecho sus primeros millones, ya no esperaba que la ley lo protegiera.

Y lo que es ms: Se vea con el derecho de utilizar la violencia que juzgase necesaria y en ocasiones hasta lo hizo pblicamente. Sorprendido un trabajador al intentar robar algo de su mansin de la Hacienda Npoles, hizo que lo ataran de manos y pies y, en presencia de los invitados horrorizados, ech al hombre a la piscina de un puntapi y se qued observando cmo se.

Eso es lo que le pasa a los que le roban a Pablo Escobar, dijo. La advertencia sin duda repercuti en sus invitados, muchos de los cuales podan robar a el Doctor muchsimo ms de lo que aquel infortunado sirviente haba intentado sustraer. La mayor parte de Medelln aceptaba su sistema de justicia privado, principalmente porque oponerse a Pablo Escobar no era una medida prudente.

Los que se oponan a su voluntad se transformaban en sus enemigos, y sus enemigos tenan la costumbre de morir violentamente. No toleraba el idealismo, y pese a su inters en el bienestar de los pobres de Medelln, su concepcin del mundo resultaba esencialmente cnica y su modo de prosperar se basaba en ser ms inteligente y ms peligroso que los dems.

As que cuando los polticos y el periodismo de Bogot hicieron correr la voz acerca de su imparable ascenso en el mundo del crimen, l presinti que no se trataba ms que de mequetrefes y santones. O se haban aliado con los crteles rivales o con Estados Unidos. Para Pablo nadie actuaba por lealtad a sus principios. A cualquiera que se le opusiera se le tachaba de desleal, de traidor a Pablo Escobar y a Colombia. Lgicamente, el paso siguiente para un hombre dotado de tal ambicin fue la poltica.

En sera elegido miembro suplente del municipio de Medelln. Ese mismo ao apoy la campaa presidencial de Belisario Betancur, prestndole al poltico y a su comitiva aviones y helicpteros, y con un espritu por dems liberal contribuy con dinero a la campaa del rival de Betancur, Julio Turbay, quien acabara por ganar las elecciones. Dos aos ms tarde, Pablo defendi la formacin de un nuevo partido a escala nacional llamado Nuevo Partido Liberal, cuya lista en Antioquia encabezaba un ex ministro de justicia, Alberto Santofimio, y en el mbito nacional, el enormemente popular reformador Luis Galn.

En Pablo resolvi presentarse a las elecciones en persona, para el puesto de suplente del representante de Envigado, Jairo Ortega. Customers who viewed this item also viewed. Page 1 of 1 Start over Page 1 of 1. Sobreviviendo A Pablo Escobar: Pablo Escobar. Juan Pablo Escobar. El Verdadero Pablo: Sangre, Traicion y Muerte.

Astrid Legarda. Customers who bought related items also bought. Pablo Escobar in Fraganti Spanish Edition. Andres Lopez Lopez.

Amando a Pablo, odiando a Escobar Spanish Edition. Virginia Vallejo. Product details Hardcover: Planeta Columbiana; 1st. Spanish ISBN Don't have a Kindle? Try the Kindle edition and experience these great reading features: Share your thoughts with other customers. Write a customer review.

Top Reviews Most recent Top Reviews. There was a problem filtering reviews right now. Please try again later. This is a very good book that provides the insight of how Pablo Escobar became the ruthless murderer who rose to power to control the drug trade in Colombia.

It also provides information on his dealings with Panama, Nicaragua, and Cuba and finally how the Colombian Government, Pablo's enemys, and his former allies fought with him to bring his downfall. Great book to read!

La parábola de Pablo

Mass Market Paperback Verified Purchase. Hardcover Verified Purchase. The ultimate book on P. Escobar Better and less yellow than Killing Pablo.

One person found this helpful. See all 4 reviews.